¿Tienes alguna emergencia?

Contacto inmediato

Que los bienes materiales no sean un objetivo, sino una consecuencia

Está claro que la vida es muy corta y por lo tanto tenemos muy poco tiempo para poder cumplir nuestras metas y también por qué no tener ciertas comodidades que serán una repercusión de tanto trabajo que hemos hecho, sin embargo, muchas veces los objetivos que puedas tener tal vez podrían estar equivocados ya que los verdaderos logros los tenemos donde menos lo esperamos.

El valor de nuestro trabajo se construye día a día, por eso es muy difícil cuando una persona no tiene los ingresos suficientes para poder poner en marcha todo lo que aprendió en alguna carrera universitaria, sin embargo también muchas veces hay gente qué mal aprovecha las oportunidades que tiene y las usa para fines distintos a los que debería usarlos, de aquí viene la frase de “No persiga amor, no persigas fama, no persigas dinero, persigue la excelencia, pero sigue ser la mejor versión de ti mismo y todas esas cosas te van a perseguir a ti”. Y es que si le vemos el lado correcto a las cosas y trabajamos por lo que queremos los triunfos y los logros van a ser una consecuencia y no principalmente un objetivo, pero el éxito es relativo ya que para lo que una persona puede ser la meca el éxito, para alguien más podría ser solamente una buena experiencia, pero esto parte de la premisa de que todos somos diferentes y por lo tanto pensamos de formas distintas y no tenemos los mismos objetivos a cumplir, se podría decir que nuestros sueños están directamente relacionados con lo que está a nuestro alrededor. Aprendamos que las cosas materiales no son lo más importante sino una consecuencia del trabajo que puedes realizar.              

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?