No compartas todo de tu empresa, sin antes saber a quién le vendes. Aquí te explicamos por qué

No compartas todo de tu empresa, sin antes saber a quién le vendes. Aquí te explicamos por qué

Desconocer a nuestro público es más común de lo que se pensaba, pero es importante detectarlo a tiempo pues el contenido que publicamos puede aburrir o dejar una mala imagen.

Pregúntate continuamente esto, y mantén el rumbo de tu negocio:

  • ¿Qué vendo?
  • ¿Quién quiero que me vea?
  • ¿Qué le ofrezco a mi cliente?
  • ¿Mi negocio realmente funciona?

Cuéntanos, si tú fueras tu propio cliente, ¿comprarías lo que vendes?

Te podría interesar...
Deja un comentario

Tu correo será confidencial *Los campos marcados son obligatorios