¿Tienes alguna emergencia?

Contacto inmediato

Los 4 principales objetivos del marketing digital

¿Cómo definir un objetivo de Marketing Digital?

Toda acción o plan que desarrollemos en nuestra estrategia digital debe estar orientado a un objetivo, las características que debemos tomar en cuenta son las que George T. Doran propone para la definición de objetivos, siguiendo la mnemotecnia S.M.A.R.T.

S: Specific: específicos

M: Measurable: medibles

A: Achievable: alcanzables

R: Realistic: realistas

T: Time based: definidos en el tiempo

La definición de objetivos se puede aplicar a cualquier actividad desde la estrategia digital general de la empresa hasta campañas puntuales de tráfico, desglosando sub-objetivos por cada estrategia que planifiquemos.

¿Por qué es importante alinear los objetivos de negocio de la empresa con los objetivos de Marketing Digital?

La clave del éxito en una estrategia digital es que el valor de cada una de las acciones que la componen aporte a la consecución del objetivo global de la empresa, de ahí la importancia de definirlos correctamente.

¿Cuáles son los 4 Objetivos principales del Marketing Digital?

Existen muchos objetivos que se pueden generar al momento de medir nuestras acciones en digital, pero todas se resumen en 4 objetivos básicos:

Captación

La primera fase en cualquier estrategia digital es la obtención de tráfico, para informar o persuadir con actividades orientadas a que el target acceda a las comunicaciones que deseamos compartir.

Estas acciones corresponden a utilizar diferentes maneras de lograr alcance, por ejemplo: desarrollo de SEO para mejorar las visitas de las búsquedas orgánicas, campañas offline que se vinculan a la estrategia digital por un landing o página de aterrizaje, tráfico de referencia, visitas vía e-mail y campañas de Display o Ad-words con anuncios publicitarios también llamados Ads.

Medición: Alcance y calidad de fuente de tráfico

Activación

En esta etapa implica obtener una respuesta por parte de nuestro target, esta respuesta puede ser cualquier interacción que aporten valor a nuestra estrategia, por ejemplo: generación de registros, descarga de brochure, invitar a un amigo, compartir información, etc.

Aquí se toma en cuenta toda la parte visual y de experiencia como el diseño, la usabilidad, el contenido, landing pages, call to action y contenidos con información relevante que podemos ofrecer para persuadir o comunicar los beneficios de nuestro producto o servicio.

Medición: efectividad de nuestra oferta

Conversión

Este objetivo es el más importante en cuanto a la medición del rendimiento de nuestras actividades ya que nos da como resultado cuanto logramos a raíz de las acciones que hemos realizado, pueden ser ventas, transacciones, registros, descargas, visitas, etc.

Medición: Rendimiento de performance

Fidelización

Partimos de la siguiente premisa: “Es mucho más barato retener que captar uno nuevo” ya que existe una predisposición de nuestros clientes por volver a que tratemos de convencer a un nuevo prospecto que se interese por usar o probar por primera vez nuestra oferta.

Las actividades de Social Media aportan gran valor para este objetivo ya que apoyan en la difusión de la boca a boca y fomentan la recomendación de nuestro producto o servicio. Desarrollar campañas especiales investigando el Big Data de nuestra Base de Datos para segmentar las comunicaciones y lograr una gran efectividad en la retención y re-conversión de clientes.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?